Haz de tus viajes una experiencia espiritual

Los viajes tienen un poder transformador. Nos abren la mente, nos brindan nuevas experiencias, nos permiten conocer a gente nueva, nos enriquecen y nos inspiran. Pero aun hay más. Puedes espiritualizar tus viajes y hacerlos todavía más intensos con los trucos que te daré hoy.

Mímate

Empieza tu tiempo fuera de la rutina habitual dedicándote cuidados especiales que te hagan sentir más feliz. Una vez llegues a tu destino, y sobre todo si padeces jet lag, tómate unas horas para descansar, gozar de un baño relajante, darte un masaje o meditar. Con esto cargaras pilas para afrontar con más ganas los días de viaje.

Lee

No te olvides de poner algunos buenos libros en la maleta. Aprovecha para leer los libros que nunca tienes tiempo de empezar, o libros inspiradores por alguna razón. Cuando estás de viaje no hay que ir de arriba para abajo visitando todo lo que dice tu guía. Es mejor tomarse las cosas con calma y disfrutar de los pequeños placeres.

vacaciones espirituales

Escribe

Las vacaciones son igualmente un buen momento para escribir o reflexionar sobre tu vida. Puedes hacer un balance del año en curso y proponerte nuevas metas o nuevos retos. Si lo escribes en un diario, es posible que te comprometas más con ello.

Cultiva tus relaciones

Tanto si viajas con familia o amigos como solo, aprovecha para hacer crecer tus relaciones interpersonales. Entabla conversación con desconocidos o mantén conversaciones más profundas de lo habitual con tus seres queridos. Reconecta con ellos y asegúrate de que inviertes en tiempo de calidad.

Con estas pequeñas acciones volverás de tu viaje con la energía renovada, lo que posiblemente tendrá un efecto positivo en tu rutina una vez hayas vuelto. Y recuerda que la gratitud es lo más importante: antes, durante y después de las vacaciones. Hasta pronto.

 

Author: admin